CIENCIA HEROYCA,

REDUCIDA

A LAS LEYES HERÁLDICAS

DEL BLASON

Marqués de Avilés

 

 

Escudo, y Armas de los Reyes de España.

 

El primero de nuestros Reyes, que adornó las Adargas con insignias (á el modo de aquel tiempo) fué BRIGO, único de este nombre, y IV. Rey de España, poniendo la figura de un Castillo en la suya, en que contestan Marineo de Rebus Hispaniae, lib.V. Ju­lian del Cast. lib. II. Disc. II. y lib. III. disc. II. Carbonel cap. XIII. y XIV. Bosch Tit. y Hon. de Cathal. cap. XXXII. fol. 560. Pujad. lib. I. cap. XIV. fol. 13. Col.II.

La razon de haber puesto esta figu­ra fué por la inclinacion que tuvo á erigir Castillos, y fundar nuevas po­blaciones, como se supone la de la Isla de Irlanda con los Españoles que envió en su tiempo. Garibay tom. I. lib. IV. cap.VIII. fol. 83. Pujadas Coron. Univ. de Cathal. tom. I. lib. I. cap. XIV. y otros muchos.

BRIGO fué hijo de Jubala, nieto de Ibero, y bisnieto de Tubal (nieto de Noe), habiendo reynado en Espa­ña en los años de su poblacion de 259, 399 despues del Diluvio, y 1905 an­tes del Nacimiento de Christo; de cu­ya opinion son Garibay tom. I. lib. IV. cap.VIII. fol. 83. Pujadas Coron.Univ. de Cathal. tom. I. lib. I. cap. XIV. Chasseneus Cath. Gloria Mund. p. XII. con­sid. XVII. fol. 16. y otros, como Ma­rin. Pined. Bauter, &c.

Los REYES SUEVOS, que reyna­ron en España á la parte de Galicia en los años de 412 de nuestra Reden­cion, traían por insignias en sus Escu­dos (ó como entendemos por Armas) un Dragon verde. Rodr. Men. Sil. Po­blac. de Esp. fol. 262.

ATHAULFO, el primer Rey Godo de España en los años de 416, siendo Sumo Pontífice Inocencio I. imperan­do en Roma Onorio, y en Constantinopla Teodosio II. en tiempo que go­bernaba la Francia, con título de Duque de Franconia, Marco Miro, 11a­mado por otro nombre Meroveo, pa­dre de F eramondo, que le succedió en el mando; eligiéndole despues los Franceses por Rey en Amiens el año de 448, traía su Escudo como quartelado, el primero de gules, y una Corona de oro; segundo de oro, y tres Faxas de sable; tercero de plata., y un Leon de gules; quarto de oro, y otro Leon de gules, que traxeron despues tam­bien sus succesores en la misma for­ma que las tenia en su sepultura, que está en Barcelona, donde fué enterrado con sus hijos, segun Rodrigo Mendez Silva, en su Poblacion de España, Cronología de los Reyes Godos, fol.260. Baron. año de 414- Luc. Flav. Dext. Coron. Saaved. cap. II Pujad. lib.VI. cap.IX.

WAMBA en los años de 673, y otros Reyes Godos mudaron sus Ar­mas, aunque hasta el Rey Rodrigo de la pérdida de España traxeron por Armas un Leon de gules sobre ondas azules.

El REY D. PELAYO, succesor de Rodrigo en los años de 722, quando ganó la Ciudad de Leon, puso por Ar­mas un Leon rampante de gules en Escu­do de plata, que mudó despues en una Cruz, por la que se le apareció en el ayre á el tiempo de dar una batalla á. los Moros en el Campo de Santa Cruz, segun el Padre Gandara en su Nobi­liario de Galicia , fol. 139. que contes­tan el Obispo de Pamplona, Morales y D. Juan de Padilla en su libro de la Proteccion de la Cruz.

El REY D. ALFONSO II. (lla­mado el Casto) cn los años de 358 usó por Armas de la Cruz de oro; pero se duda si fué la de D. PELAYO, ú otra hecha por mano de Ángeles, que hoy se conserva milagrosa en S. Sal­vador de Oviedo.    ­

Los demas REYES de ESPAÑA traxeron por Armas la Cruz de D. PELAYO hasta el Rey D. ALFON­SO VIII. titulado Emperador de Es­paña (que reynó en los años de II47) por alusion á los Reynos de Castilla, y Leon, que se unieron en su tiempo con con la Galicia, y parte de Portugal: tomó por Armas un Castillo, y un Leon, segun Bernabé Moreno de Vargas en sus discursos de la Nobleza.

Lo mas cierto es, que este Príncipe tomase dichas Armas por la antigüedad, y relacion que tienen con el Cas­tillo del Rey BRIGO, y el Leon de los Reyes Godos; porque si fuera por la alusion que dice Bernabé de Var­gas, no tomaría el Rey D. ALFONSO solo las de aquellos dos Reynos, sino tambien las de Galicia, y Portugal, que se acababan de unir, no siendo regular el que por las Armas de dos Reynos se haya de entender las de toda una Monarquía; pues aunque por casualidad tuviesen las mismas Armas aquellas dos Provincias, deberá enten­derse, que quando S. M. las quartela con las de las otras, serán como unas de ellas; pero quando las pone sola (que es muy freqüente) infiere sea por toda la España á el modo que se puede comprehender, por lo que las traían BRIGO, y los GODOS; pues ni nuestros Reyes querrian perder aquella antigüedad en sus Armas, por ser mu­cho mas modernas las de CastilIa, y Leon; ni sería razon de congruencia entender por las Armas particulares de dos Provincias las de todas las de España universalmente.

Véase á el Padre C'aramuel en la explicacion mística de las Armas de España, pág.36.y á Juan Olao en la Hist. de los Godos.

A este Castillo, y Leon han añadido, y quitado despues nuestros Reyes otras Armas de los Reynos conquistados, de sus succesiones, de sus derechos, y de sus pretensiones, aunque no las po­nen todas.

 

Lámina 16.

II2. Presentemente S. M. trae el Escudo quartelado. I. Contraquartela­do, primero, y  quarto, de gules, y un Castillo de oro, almenado de tres al­menas, y donjonado de tres Torres, la del medio mayor, cada una tambien con tres almenas, el todo de oro, ma­zonado de sable, y adjurado de azur, que es de CASTILLA: segundo, y ter­cero de plata, y un Leon de gules, co­ronado de oro, armado, y lampasado de lo mismo, que es de Leon: Entado en punta de plata, y una granada al natural, mostrando sus granos de gu­les, tallada, y hojada de dos hojas de sinople, que es de GRANADA.

II. De oro, y quatro Palos de gules, que es de ARAGON MODERNO: Partido de oro, y quatro Palos de gules, flanqueado de plata con una Aguila en cada lado de sable, coro­nada de oro, picada, y membrada de gules, que es de SICILIA.

III. De gules. y una Faxa de plata, que es de AUSTRIA MODERNA: sostenido, Faxado de oro, y de azur con ]a Bordura de gules, que es de BORGOÑA ANTIGUA.

IV. De azur, sembrado de Flores de Lis de oro, y la Bordura compo­nada, cantonada de gules, y de plata, que es de BORGOÑA MODERNA: sostenido de sable, y un Leon de oro, coronado de lo mismo. armado, y lampasado de gules, que es de BRA­BANTE: Entado en punta de oro, y un Leon de sable, armado, y lampa­sado de gules, que es de, FLANDES: Partido de plata, y una Aguila de gu­les, coronada, picada, y membrada de oro, el pecho cargado de un cre­ciente floronado de lo mismo, que es de TIROL; y sobre el todo de azur, y tres Flores de Lis de oro, con la Bor­dura de gules, que es de ANJOU.

El Escudo timbrado de una Zelada de oro, plazada de frente, enteramente abierta, forrada de terciopelo car­mesí, adornada de Lambrequines de oro, y de Arminios, y surmontada de la Corona Real de España: rodeado el Escudo de los Collares de los Ordenes del Toyson de Oro, y del de Sancti Spíritus, y por Tenantes dos Ángeles de carnacion, vestidos de Levita, las dalmáticas de púrpura, cargadas de las Armas del Escudo, surmontadas las del pecho de un Sol de oro, tenien­do cada uno una Bandera del mismo Blason, fustada de oro, y armada de azur, con la Divisa de gules, atada á lo armado de la Bandera.

El todo plazado, y baxo de un gran Pabellon de púrpura, sembrado de España (esto es, de Castillos, y Leones), forrado de Arminios dobles: su Cumbre rayonada de un Sol de oro, cimada de una Corona de lo mismo, con un Castillo (como el de Castilla), y un Leon naciendo de frente de gules, armado, y lampasado de oro, coronado de la Corona Real de España, teniendo en la garra derecha una Espada de plata guarnecida de oro; y en la izquierda un Mundo centrado, y cruzado de lo propio, que es la Cimera de España.

La Voz, ó Grito de Guerra SAN­TIAGO de gules en una lista de plata, atada al Castillo de la Cimera.

Por primera Divisa surmontada á la Cimera un SOL, y las palabras del Psalm. 49. A Solís Ortu usque ad Oc­casum de oro en una lista de gules; y por segunda Divisa acostada á los Te­nantes las dos Columnas de Hércules, una á cada lado de plata, la base, y capitel de oro, liadas con una lista, tambien de gules, cargada del Plus Ultra de oro, quitada la partícula non: Plus á la diestra, y Ultra á la sinies­tra, surmontada cada una, la de la diestra de una Corona Imperial, y la de la siniestra de la Corona Real de España. Fig. 112.

El motivo por que las Armas del Es­cudo de S. M. se colocan así, dimanó del casamiento de los REYES CATÓLICOS D. FERNANDO V. y DOÑA ISABEL el año de 1469, en el que tambien se unieron los Reynos de CASTILLA, y de ARAGON, y para saber los Títulos que habían de usar en las Provisiones, y Privilegios; y las Armas que habian de poner en los Sellos, y Banderas, con consulta de los Grandes, de los Prelados, y de los Consejos, se convino despues, con acuerdo, y consentimiento de los Reyes, que los Reynos, y Armas de CASTILLA, y de LEON prefiriesen á los de ARAGON, y de SICILIA; y estos á los demas que hasta entonces estaban unidos, no solo para titularse de ellos, sino tam­bien para poner, y ordenar sus Armas  en los Sellos, Escudos, Banderas, &c.

Por esta razon, y desde el tiempo prefinido tomaron sus títulos los Re­yes de España con el orden que pusie­ron las Armas, prefiriendo siempre los Reynos de Castilla, de Leon, de Ara­gon, y de Sicilia, á todos los demas de las dependencias de los dos Reynos, uniones, y conquistas, como se ad­vierte en instrumentos, y Autores an­tiguos, titulándose REYES de Castilla, de Leon, de Aragon, de Sicilia, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algeciras y de Gibraltar; Condes de Barcelona; Señores de Vizcaya, y de Molina; Duques de Atenas, y de Neopatria; Con­des de Rosellon, y Cerdaña; Marque­ses de Oristán, y de Gociano, ponien­do en su Palacio Castil1os, Leones, Águi1as, y los Palos de Aragon. Lucio Mar. Sic. Cor. gen. de Esp. Lib. XIV. fol.161. y Mariana Hist.. gen. tom. II. lib. XXIV. fol. 333.    .        .

En tiempo de los Reyes de Castilla antecedentes desde D. FERNAN­DO III. (EL SANTO) en los años de 1252 se titularon solo REYES de CASTILLA; y de Toledo, de Leon, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, y de Jaen, como se observa en la Real Capilla de NUESTRA SEÑORA de los REYES, que está en la Iglesia Mayor de Sevilla, en el Sepul­cro de este Santo Rey, en quatro ins­cripciones esculpidas en piedra en Castellano, Latin, Hebreo, y Arábigo.

Esto mismo se confirma tambien en Argote de Mol. Noble. de Andal. Part. I. Lib.I. fol. 132.

La propia capitulacion, y confor­midad que hubo entre Castellanos, y Aragoneses para la forma que se habia de observar en los títulos, y orden de las Armas por la union de los dos Rey­nos de Castilla, y de Aragon, por el casamiento de los REYES CATOLICOS DOÑA ISABEL, Y D. FERNANDO V. se tuvo tambien entre los Catalanes, y Aragoneses el año de 1137 por el mismo asunto en el casamiento del Conde de Barcelona D. RAMON BERENGUER IV. con DOÑA PE­TRONILA, Infanta, y única Hija del Rey de Aragon D. RAMIRO EL MONGE, como se ha dicho Tom.I. Trat.IV. Cap.I. §.I.fol.2I9.y 220.

Quando se incorporaron los PAI­SES-BAXOS á la Corona en el año de 1496, tambien por el casamiento de FELIPE I. (el Hermoso) con la In­fanta de España DOÑA JUANA, hija de los REYES CATOLICOS, se ordenaron las Armas despues de las de estos Reynos en la forma que se ven, y las ponia aquel como ARCHIDU­QUE de AUSTRIA (Gefe de esta Casa) por lo que lo son NUESTROS REYES en succesion directa, vinien­do de allí el Tronco, como el del Du­cado de BORGOÑA, y Condado de FLANDES, quartelándolas así con las de España el Emperador Carlos V. en cuya disposicion han continuado, y conservádose del propio modo en 1os Escudos de S. M. por el derecho tan justo, y legítimo que tiene á aquellas Provincias.

Los Lambrequines de ORO, y de Ar­minios, que pone S. M. vienen de MA­XIMILIANO Emperador, y desde que el Tronco de la Casa de AUSTRIA está en España: los traxeron así los Señores el Emperador CARLOS V. (su nieto) FELIPE II. III. y IV. aunque FELIPE I. los puso de oro, y azur, que son los de BORGO­ÑA ANTIGUA.

Las razones de poner los Collares de los Ordenes del TOYSON, y del SANCTI SPIRITUS como se ven or­denados en el Escudo contra la equivocacion de los que hasta aquí los co­locaron al revés, se da al fin del Cap.IV. antecedente,  que con ellas, y aun siendo regla inviolable, y univer­sal de Armería, no osaría mudarlos en la forma que los puso la malicia, ó les introduxo la ignorancia por la fuerza de una costumbre inveterada de mas de veinte años, si habiendo represen­tado á S. M. los motivos de deberse disponer así no tuviera su Real con­sentimiento; cuya facultad para origi­nal en mi poder, con fecha en Madrid de 26 de Agosto del año de 1724.

Los Soportes de los Reyes de España son dos LEONES, por ser propios de sus Armas;  y el que S. M. ponga hoy dos ÁNGELES, es prerrogativa espe­cial de los Reyes en representacion de la Magestad, y de ser dos los ANGE­LES que tienen tutelares, estando ves­tidos de Levita por símbolo de Paz.

FELIPE I despues de casado con la Infanta DONA JUANA, puso por Soportes dos LEONES, aunque antece­dentemente ponía dos Grifos, que son los Soportes de la Casa de AUSTRIA.

CARLOS V. antes de ser Empera­dor ponia un Grifo á la diestra por AUSTRIA, y un Leon á la siniestra por ESPANA; y despues de ser Emperador puso la Aguila esployada del Imperio.

Los demas Reyes de España FELI­PE II. III. &c. pusieron por Soportes Leones .

Véase lo que se dice al principio de este Capítulo del Pabellon en general; por que del particular que se sirve S. M. hay solo que añadir, es de color de púrpura, por ser la antigua Divisa de Castilla, teniendo la Cumbre rayona­da de un Sol, por alusion al geroglí­fico de la Divisa.

La Cimera de un Castillo con un Leon naciendo (en la forma que se muestra en la Estampa 16.) es la propia Ci­mera de España, y la que han usado todos nuestros Reyes desde CAR­LOS V. sacada del cuerpo de las Armas, representándose en la Espada que tiene en la mano diestra la recti­tud de su Justicia, y en el Mundo de la siniestra el poder Soberano, y el dere­cho que tienen á la mayor parte de él.

La Voz, ó Grito de Guerra SAN­TIAGO alude á la proteccion de este SANTO APOSTOL; de cuya invoca­cion se valen los Exércitos de S. M. como Tutelar, y Patron de España, adquirida en la batalla de Clavijo el año de 844 en el reynado de D. RA­MIRO, y por haberse visto pelear en defensa de los Christianos en ella, y en otras veinte y cinco mas, las catorce dentro de estos Reynos, y las once fuera de ellos: siendo las letras de gules, y la lista de plata, por conformarse al Escudo blanco, y la Cruz roxa, con que aparecía siempre el Santo.

La primera Divisa á Solis ortu usque ad Occasum, con el Sol por geroglífico, manifiesta no salir el Sol de los dominios de S. M. extendidos desde donde nace, hasta donde se pone; pues en el reynado de FELIPE II. se di­lató á tanto la Monarquía Española, quanto no llegó la de los Asirios, Me­dos, Griegos, y Romanos, ni la de otro Rey, Emperador, ni nacion; pues segun la conmensuracion de algunos Cosmógrafos, de los trescientos y se­senta grados que tiene el Orbe, fue Señor, y Soberano casi de los doscien­tos, habiendo por esto venídose á de­cir con justo motivo, y probable razon, que los Reyes de España tie­nen el Sol por sombrero.

La segunda Divisa de las Columnas con el Plus Ultra la usó CARLOS V. en los años de 1547 por dar á enten­der convenian sus designios con las conquistas, habiéndolas adelantado de donde las dexó Hércules, quitándosele por esto la partícula non, que puso este, creyendo no se podia pasar mas adelante.

Simbolizan las dos Coronas que surmontan las Columnas los dos Imperios de AMERICA, y EUROPA, que po­see S. M. cifrándose en las listas de color de gules de la primera, y segunda Divisa la que tiene S. M. en sus Ban­deras, y Estandartes por Gefe, y So­berano del Orden del Toyson, que es la de Borgoña, representándose en las letras de oro la Justicia, la Clemencia, la Soberanía, y el Poder; y en la plata de las Columnas la Constancia, y la Firmeza de S. M.contra los enemigos de la Fe de Christo: la Pureza, la in­tegridad, y candidez de su ánimo en las resoluciones de Justicia, y de Pie­dad.

Los demas Reyes de España pusie­ron otros diferentes epígrafes por Di­visa. FELIPE I. Qui volet. CAR­LOS V. Plus Ultra. FELIPE II. Dominus mibi Adjutor. FELIPE III. Ad utrumque. FELIPE IV. como su padre, &c. por ser arbitrable esta mutacion.

El Título de REY CATÓLICO, que se dá á nuestros Reyes, viene desde RECCIARIO, el primero de los Re­yes Suevos de España, que recibió la Fe de Christo año de 451.

El Concilio Toledano, y el Papa S. GREGORIO (Magno) confirma­ron á RECAREDO, Rey Godo, hijo de Leovigildo nacido en Sevilla, el año de 566 los Títulos de CATÓLICO, y CHRISTIANÍSIMO en los años de 586.

A el Rey D. ALFONSO I. Duque de Cantabria, y succesor del Rey D. PELAYO (por haberse casado con Hermenesenda su hija) se ratificó el Título de CATÓLICO por el Papa ZACARÍAS I. en los años de 745, dando á entender Su Santidad en esto, que ni por la entrada de los Moros en estos Reynos, ni por trato que se tuvo con ellos, no descaeció el zelo Christiano, y Fe Católica en nuestros Re­yes, igualmente que en ofrecer los muchos continuados servicios que ha­cen á la Iglesia, acreditándolo el que por los mismos motivos tuvo el pro­pio Título por el Papa Juan VIII. en los años de 880 el Rey D. ALFON­SO III. (el Magno) para él, y sus succesores.

Y últimamente le obtuvieron por el Papa ALEXANDRO VI. en los años de 1496 los REYES CATÓLICOS D. FERNANDO V. Y DONA ISABEL su Esposa, que conservan, y con que se titulan con mucha razon nues­tros Soberanos.

Para elogio de nuestros Reyes, véase el que hace (aun no siendo Español) Pedro Andrea Kanonberio en los dis­cursos que escribió sobre los dos primeros libros de Anales de Cornelio Tácito en la qüestion An justatus á jure belli differat, que comienza Cum potentioribus, & foelicibus bellum non gerat., ut eam Rege Hispaniarum, &c.

Y Bartolomé Chaseneo con ser Frances prueba in Cathal. gloria Mundi, part. 5. consider. 37. que el REY de ESPANA se debe preferir á los demas Reyes por su Grandeza, y Potencia.

 

VOLVER